METODO DE ESTUDIO DE LA BIBLIA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

METODO DE ESTUDIO DE LA BIBLIA

Mensaje por Daniel Heraldo el Miér Ago 27, 2008 12:12 pm

1. Asignación de tiempo de lectura, no de cantidad de material a leer. Serán 20 minutos. No hay que hacer más aun cuando nos apetezca. Podemos, lógicamente, leer la Escritura durante más tiempo, o proceder a estudiarla, pero este devocional debe ajustarse al tiempo marcado.

2. Uso de una libreta especial. Debe ser una libreta con la que nos sintamos bien, que nos guste. Todo aquello que se dedica al servicio a Dios debe ser algo especial. Esta libreta es absolutamente personal. Deberemos tener la seguridad de que no pueden acceder otras personas a ella, a menos que nosotros deseemos compartir algo.
Un tamaño aconsejable es el de cuartilla.

3. Uso de fichas de tamaño mediano. Deberá poderse llevar con nosotros, por ejemplo en un bolsillo de camisa o similar.

4. Se escribirá el punto de inicio de lectura, así como el texto al que hemos llegado. Lo haremos en la parte superior izquierda. También escribiremos la fecha en la parte superior derecha de la hoja.

5. Se procederá a apuntar los textos que en esa lectura notemos que parecen especialmente dirigidos a nuestra experiencia personal y a nuestra necesidad.

6. Sólo escribiremos a razón de 7 u 8 palabras. Se escribe sólo la frase que tiene el mensaje concreto con el que nos sentimos identificados.

7. Al final de los 20 minutos, se selecciona, de entre los textos escritos, el que sentimos como más necesario para nosotros en ese momento. Será el mensaje del Señor para nosotros en ese día. Lo colorearemos en rojo.

8. Haremos una oración escrita en la parte inferior de la página llevando al terreno de la práctica el texto seleccionado. En todo momento sabremos cuál es la necesidad que ha llevado a que tomemos este texto concretamente. Le pediremos al Señor que nos ayude en el área a que hace alusión el texto bíblico seleccionado. De ahí que tenga que ser de uso privado el material que vamos escribiendo. Pueden llegar a escribirse sobre temas muy personales.

9. El texto del día lo copiaremos en la ficha pequeña, en cuyo encabezamiento se habrá puesto: “Semana del 21- 28 de julio”, por ejemplo.

10. Leeremos el texto tres veces al día, procurando que sea en horas más o menos fijas. Por ejemplo: si hacemos nuestra lectura por la mañana – lo cual es muy aconsejable, siempre que esto sea posible -, podemos repasar el texto antes de comer, antes de cenar y justo antes de acostarnos. No es necesario memorizarlo; sólo tenemos que leerlo de nuevo. Es un instante, pero suficiente para que traiga a nuestra mente

11. Al día siguiente repasaremos la página del día anterior. Como hemos respetado la capacidad de la memoria a corto plazo, este repaso será rápido, recuperándose con facilidad los mensajes y lo que representaron cuando los seleccionamos.

12. Después procederemos a hacer lo mismo que el día anterior. Cada día repasaremos en la ficha el texto del día tres veces, pero sólo el texto que corresponde a ese día. No repasaremos los de los días anteriores.

13. El sábado no haremos lo que hemos venido haciendo cada día, sino que tomaremos la ficha y seleccionaremos de entre los seis textos el texto de la semana. Lo pintaremos en amarillo, y lo leeremos igualmente tres veces al día.

14. Cuando lleguemos a las cuatro semanas, tomaremos las dos fichas pequeñas, escritas por ambos lados, y seleccionaremos, de entre los 24 textos, el texto del mes,
que será aquel con el que más nos identificamos en ese momento. Lo pintaremos en verde. Habremos cerrado el ciclo que amortigua al máximo la curva del olvido.

(Por el Pr. Antonio Martínez).


A la hora de acometer el estudio de la Biblia, es necesario no "empacharse". Puede servir empezar a estudiar la Biblia en el orden natural en que aparecen los libros, "Génesis, Éxodo, Levítico... etc.", pero la práctica demuestra que, o se tiene voluntad férrea, o puede llegar a ser aburrido por varios motivos. Lo mejor es alternar libros del Antiguo Testamento con libros del Nuevo Testamento, o intercalar libros históricos con poéticos o sapienciales, de este modo, tendremos un estudio más ameno y enriquecido. Sugiero el siguiente orden de lecturas para el devocional diario y personal.

Epístolas de Juan.
Génesis
Evangelio de Juan.
Éxodo
1 Epístola de Pedro.
Levítico
2 Epístola de Pedro.
Números
Evangelio de Mateo
Deuteronomio
Epístola de Santiago.
Josué
Epístola a los Hebreos.
Jueces
Evangelio de Marcos.
Hageo
Proverbios
Nahum.
Epístola a los gálatas
1 Samuel
Evangelio de Lucas.
2 Samuel
1 Epístola a los corintios.
1 Reyes
2 Epístola a los corintios.
2 Reyes
Eclesiastés.
Miqueas.
Hechos de los Apóstoles.
1 Crónicas
Epístola a los romanos.
2 Crónicas
Cantares
Esdras
Epístola a los efesios.
Nehemías
Epístola a los filipenses.
Ester
Epístola a los colosenses
Isaías
Salmos.
Jeremías.
1 Epístola a los tesalonicenses
Zacarías
2 Epístola a los tesalonicenses
Ezequiel
Job
Daniel.
1 Epístola a Timoteo.
Oseas.
2 Epístola a Timoteo.
Joel.
Epístola a Tito.
Amós.
Epístola a Filemón.
Abdías.
Epístola de Judas.
Jonás
Apocalipsis.
Habacuc.
Rut
Sofonías.
Lamentaciones
Malaquías.

_________________
"Un hombre quiere ser Rey, un Rey quiere ser Dios, Solo Dios se hizo Hombre"
"Cuando me veo a mi mismo no veo cómo puedo salvarme, cuando miro a Cristo no veo como puedo perderme". Martín Lutero.

***Creeping Compromise (Spanish)
Descargar Libro

***64 Libros de Elena de White
Descargar aqui Libros del Espiritu de Profecia
avatar
Daniel Heraldo
Moderador

Edad : 31
País : Chile
Masculino Cantidad de envíos : 176
Estado o Provincia : Santiago.
Fecha de inscripción : 01/08/2008

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.